Factores sistémicos que influyen en la cicatrización cutánea

by VR_2020_admin

La cicatrización deficiente de las heridas cutáneas, ya sea tras un traumatismo, cirugía, o enfermedades crónicas, es la consecuencia de una alteración en alguna o todas las fases del proceso de reparación de la piel. 

El fallo de uno o varios de estos procesos celulares generalmente está relacionada con una condición clínica subyacente, como una enfermedad vascular, diabetes o envejecimiento.

A continuación, veremos cuales son los principales factores y/o enfermedades sistémicas que pueden afectar en mayor o menor medida al proceso de cicatrización cutáneo.

  • Déficit nutricional: Para que la cicatrización se realice correctamente, debe haber un aporte suficiente de nutrientes a la herida.                                                                                                                    La pérdida reciente de al menos el 10% del peso corporal total está asociado con un aumento de complicaciones en la cicatrización. Cuando existe un déficit de proteínas, por ej con niveles de albúmina sérica < 3.0 g/dl, lo que indica malnutrición, el riesgo de ruptura (dehiscencia) de las heridas es mayor.                                                                                                                                          También las vitaminas A y C desempeñan un papel muy importante durante la cicatrización, así como los ácidos grasos esenciales, el zinc y el cobre.     

 “Las mediciones de albúmina sérica, transferrina sérica y el pliegue de la piel son buenos indicadores del estado nutricional”

  • Tabaquismo: Fumar tabaco reduce el aporte de sangre y oxígeno a la herida, alterando todas las fases de la cicatrización, ocasionando mayor riesgo de infección y de necrosis y una cicatriz de peor calidad a largo plazo.
  • Diabetes: En el paciente diabético concurren 4 circunstancias principales que serían la causa de una cicatrización alterada: una respuesta inflamatoria temprana inhibida o deteriorada, un deterioro del sistema inmunitario, una microangiopatía (obstrucción parcial o total de pequeños vasos sanguíneos) y una neuropatía, que hacen que la cicatrización sea más lenta y haya más predisposición a infecciones de herida.                                                                                                            No está claro en qué medida la cicatrización deteriorada se debe a los efectos directos de la deficiencia de insulina o sus secuelas, que incluyen hiperglucemia, hiperlipidemia, neuropatía periférica y / u obesidad.

“La diabetes mellitus es la enfermedad metabólica más común asociada con problemas de cicatrización de heridas”.

  • Corticoides: son fármacos antiinflamatorios y supresores de la inmunidad que inhiben la cicatrización.                                                                                                                                      Concretamente, la toma prolongada de corticoides adelgaza la piel, retrasa la epitelización, la contracción, y reduce la fuerza de tensión en las heridas cerradas, lo que conlleva a un aumento del riesgo de dehiscencia de las mismas.
  • Obesidad: Se define como un índice de masa corporal (IMC) ≥ 30 kg / m 2 y es una enfermedad crónica que puede producir efectos perjudiciales en múltiples órganos del cuerpo.                               La obesidad genera mayor tensión en la herida, siendo el proceso de cicatrización más lento, lo que contribuye también a un mayor riesgo de infección y de dehiscencia de herida.

“La obesidad y la toma de corticoides por periodos prolongados presentan un mayor riesgo de dehiscencia de la herida”

  • Edad avanzada: Los estudios en ratones y humanos sanos han demostrado que el envejecimiento atenúa la reparación de la piel.                                                                                                                           La piel es más frágil y el proceso de cicatrización es más lento, con una disminución de las fases inflamatoria y proliferativa; debido a la reducción en la producción de colágeno, las cicatrices hipertróficas y los queloides son muy poco frecuentes en pacientes de edad avanzada.                        A pesar de este retraso en la cicatrización, en la mayoría de los casos y en ausencia de comorbilidades, la herida cicatrizará con normalidad; no obstante, la existencia de comorbilidades (diabetes, hipertensión arterial, enfermedad vascular) empeoraran la cicatrización tanto en sus fases iniciales como en su resultado final.
  • Neuropatías: Algunos estudios experimentales y observaciones clínicas sugieren que la alteración funcional del sistema nervioso periférico puede conducir a una cicatrización deficiente ya que se ha demostrado que algunos elementos neuronales parecen desempeñar un papel en que los tejidos funcionen de forma correcta, por lo que es probable que un daño en la inervación se traduzca en una dificultad en la cicatrización.

 

Mensaje final: El tratamiento de las heridas debe presuponer siempre un enfoque integrado, de manera que el éxito de la cicatrización está determinado por la presencia de un entorno favorable a nivel local y sistémico, que permita al organismo restablecer las condiciones lo más similares posibles a las previas del tejido lesionado.

En siguientes posts profundizaremos en algunos de los principales factores que influyen en el proceso de cicatrización.

Os espero!

 

BIBLIOGRAFÍA

  • Eming SA, Martin P, Tomic-Canic M. Wound repair and regeneration: mechanisms, signaling, and translation. Sci Transl Med. 2014 Dec 3;6(265):265sr6.
  • Ryu J, Loza CA, Xu H, Zhou M, Hadley JT, Wu J et al. Potential Roles of Adiponectin Isoforms in Human Obesity with Delayed Wound Healing. 2019 Sep 24;8(10).
  • Jonsson K, Jensen A, Goodson W et al. Tissue oxygenation, anemia, and perfusion in relation to wound healing in surgical patients. Ann Surg 1991;214: 605-613
  • Shiffman MA. Smokers and cosmetic surgery. Int J Cosmet Surg & Aesth Dermatol 2001; 3:185-186
  • Ka SI, Kim SE. Postoperative Complications of Plastic and Reconstructive Surgery in Solid Organ Transplant Recipients. J Craniofac Surg. 2019 Jun;30(4):1012-1015.
  • Mehrabi A1, Fonouni H, Wente M, Sadeghi M, Eisenbach C, Encke J, et al. Wound complications following kidney and liver transplantation. Clin Transplant. 2006;20 Suppl 17:97-110.
  • ] Sgonc R, Gruber J. Age-related aspects of cutaneous wound healing: a mini-review. 2013;59(2):159–64.
  • Gouin J-P, Hantsoo L, Kiecolt-Glaser JK. Immune dysregulation and chronic stress among older adults: a review. 2008;15(4-6):251–9.
  • Wang AS, Armstrong EJ, Armstrong AW. Corticosteroids and wound healing: clinical considerations in the perioperative period. Am J Surg. 2013 Sep;206(3):410-7.
  • Ackermann PW, Hart DA. Influence of Comorbidities: Neuropathy, Vasculopathy, and Diabetes on Healing Response Quality. Adv Wound Care (New Rochelle). 2013 Oct;2(8):410-421.