Día de la cirugía – 5 Estrategias

by Verónica Ruiz

5 ESTRATEGIAS PARA MINIMIZAR LA ANSIEDAD QUE EXPERIMENTA EL/LA PACIENTE EN RELACIÓN A LA CIRUGÍA

Es relativamente frecuente que, si usted va a someterse a algún procedimiento médico invasivo, como es la cirugía dermatológica, pueda experimentar cierto nivel de ansiedad y miedo.                                       

Estas emociones son muy comprensibles y suelen estar relacionadas con el miedo a sufrir daño, el miedo al dolor durante y después de la intervención, la incertidumbre sobre las posibles complicaciones y consecuencias de esa intervención y el miedo a enfrentarse a una situación desconocida que se halla fuera de su control y además, separad@ de sus familiares.

Varios estudios recientes han observado que la ansiedad preoperatoria disminuye el umbral del dolor siendo un importante predictor del dolor que experimenta el/la paciente durante y después de la intervención, es decir, cuanta mayor ansiedad sienta el/la paciente, mayor probabilidad hay de que sienta más dolor con la aplicación de la anestesia, que esta anestesia sea menos duradera y que tenga mayor dolor tras la cirugía.

Es, en este contexto, donde el/la médico responsable juega un papel fundamental, pudiendo poner a su disposición herramientas que promuevan su relajación, que ayuden a disminuir su nivel de percepción del dolor, y que, en general, contribuyan a hacerle la situación más confortable.

Aunque existen diversos fármacos que se pueden prescribir para disminuir el nivel de estrés asociado a la cirugía, se han investigado técnicas no farmacológicas que pueden ser también beneficiosas para este fin sin los efectos adversos asociados a medicamentos.

A continuación describiré las técnicas enfocadas a ayudarle a gestionar el nivel de ansiedad antes de una intervención quirúrgica y, con ello, a mejorar su percepción de la experiencia.

1. Comunicación centrada en el paciente

Los resultados de varios estudios han mostrado que el factor más importante relacionado con una percepción positiva de la experiencia por parte del paciente fueron la habilidad del/la cirujan@ para establecer una buena comunicación con el/la paciente.

La construcción de una buena relación médico-paciente basada en la confianza comienza a gestarse en la visita preoperatoria y, aunque no hay directrices estandarizadas ni protocolizadas respecto a la información que se ha de proporcionar al paciente en esta visita, ésta tendría de ser individualizada y basada en los problemas de salud de cada paciente, de manera que podamos anticiparnos a los posibles problemas/complicaciones que pudieran surgir durante o después de la cirugía.

El hecho de explicarle la dinámica de la intervención, qué puede esperar o sentir usted durante la cirugía, darle pautas claras sobre las curas y el dolor postoperatorio y, sobre todo, mostrarle empatía, son claves a la hora de establecer una buena relación médico-paciente y que sin duda, contribuirán a mejorar su nivel de satisfacción.

2. Medidas de distracción

  • Distracción verbal: El empleo de la distracción verbal durante la cirugía, mediante la conversación y el empleo de palabras reconfortantes hacia el/la paciente ha sido propuesto en algunos estudios descriptivos como beneficioso para disminuir los niveles de ansiedad y dolor por parte del paciente.
  • Distracción con música: Los estudios que han investigado los efectos de la música sobre la ansiedad preoperatoria han mostrado resultados heterogéneos. Aunque la “musicoterapia” es una modalidad que no es cara de implementar y tiene potenciales beneficios, todavía disponemos de escasa evidencia que respalde su efecto ansiolítico durante la cirugía.                                                         

Algunos estudios señalan que la música dirige la atención del paciente hacia un estado emocional agradable, promueve la relajación a través de la disminución de la actividad adrenérgica y afecta al sistema límbico mediante la estimulación de la liberación de endorfinas. Sin embargo, los datos que aportan algunos trabajos muestran que los efectos terapéuticos de la musicoterapia serían más probables que ocurrieran si a los pacientes se les permitiera seleccionar sus propias preferencias musicales.

3. Educación al paciente

Según los resultados de varios estudios, el empleo de videos explicativos sobre las diferentes técnicas quirúrgicas y las curas postoperatorias ha resultado útil a la hora de incrementar la eficiencia en la comunicación, mejorar la comprensión y la percepción de satisfacción por parte del/la paciente.

4. Técnicas de relajación

La meditación, mindfulness y la hipnosis se han utilizado en cirugía dermatológica para calmar y reequilibrar el sistema nervioso autónomo, reduciendo el nivel de ansiedad de l@s pacientes.

En este sentido, me gustaría destacar una iniciativa interesante promovida por profesionales del Hospital de la Paz en Madrid, quienes han desarrollado la app  «En calma en el quirófano«, cuyo objetivo es el de ayudar  al/la paciente a minimizar el estrés o ansiedad que puedan experimentar antes de una cirugía. Esta herramienta digital se centra fundamentalmente en la realización de ejercicios de mindfulness para poder manejar la ansiedad.

5. Mecanoanestesia y aplicación de frío local

Se han propuesto diferentes técnicas de estimulación mecánica en el sitio de la cirugía para reducir el dolor relacionado con la inyección de la anestesia. Por ej, el hecho de pellizcar, rascar o masajear la piel del lugar de la inyección han mostrado reducir el malestar relacionado con la introducción de la aguja.

La aplicación de hielo o la crioanestesia con cloruro de etilo en spray inmediatamente antes de la punción e introducción de la anestesia local han mostrado reducir ligeramente el dolor relacionado con la punción e inyección del anestésico local.

Resumen:

Se ha demostrado que los esfuerzos dirigidos a mejorar su comodidad durante la cirugía, minimizando el dolor y la ansiedad, mejoran los resultados clínicos, reducen los umbrales de dolor, disminuye el requerimiento de analgésicos y el riesgo de complicaciones, fortalecen la relación médico-paciente y aumentan su nivel de satisfacción.

Algunas técnicas como la distracción, la comunicación centrada en el/la paciente, diferentes estrategias educativas, la implementación de diferentes métodos para reducir el dolor con la inyección y algunas técnicas de relajación como la meditación y mindfulness ayudan a mejorar su experiencia en cirugía dermatológica.               Estas intervenciones suelen ser rentables y fáciles de introducir, evitan los efectos secundarios de los medicamentos y sirven como enfoques complementarios para mejorar su comodidad durante la cirugía.

 

BIBLIOGRAFÍA

  • Felicia Vaughn, Harriet Wichowski, Gerry Bosworth. Does preoperative anxiety level predict postoperative pain? AORN J 2007 Mar;85(3):589-604.
  • Joke Bradt, Cheryl Dileo, Minjung Shim. Music interventions for preoperative anxiety. Cochrane Database Syst Rev 2013 Jun 6;(6):CD006908.
  • Akerke Baibergenova, Christian A Murray. Techniques to minimize the pain of injected local anesthetic. J Cutan Med Surg Sep-Oct 2011;15(5):250-3
  • Philip D Shenefelt. Relaxation strategies for patients during dermatologic surgery. J Drugs Dermatol. 2010 Jul;9(7):795-9.