Terapia Fotodinámica en dermatología

by Verónica Ruiz
TERAPIA FOTODINÁMICA

TERAPIA FOTODINÁMICA EN DERMATOLOGÍA: UNA TÉCNICA EFICAZ Y CON BUENOS RESULTADOS COSMÉTICOS

¿Qué es la terapia fotodinámica?

La terapia fotodinámica (TFD), es una modalidad de tratamiento no invasiva que se utiliza, sobre todo, para la eliminación selectiva de determinados tipos superficiales de cáncer cutáneo.   

Su eficacia está avalada por multitud de estudios científicos y ofrece muy buenos resultados cosméticos, ocasionando mínimo daño a la piel circundante, ya que únicamente se dirige a las células cancerígenas (o neoplásicas).

Se basa en la fotooxidación de diversos tejidos inducida por una sustancia fotosensibilizante, que será absorbida selectivamente por determinadas células o tejidos tumorales, de forma que al ser iluminados posteriormente con una luz de adecuada longitud y en dosis suficiente, dichas células resultaran destruidas.                        

El fotosensibilizante en crema que se usa mayoritariamente en Europa es el 5-metilo-aminolevulinato (Metvix®/ Ameluz ®).

“La TFD representa una excelente alternativa selectiva y no invasiva para el tratamiento de determinados tipos de cáncer cutáneo superficial”  

 
¿Qué pacientes son candidatos a la TFD?

El empleo de la TFD en dermatología está aumentando en los últimos años debido a los numerosos estudios que confirman su eficacia, seguridad, comodidad y excelentes resultados cosméticos.

Les indicacions actuals en dermatologia per a la realització de la TFD són les lesions de precàncer cutani com són:  

  •   Queratosis Actínicas 
  •   Daño solar en labios (o Queilitis actínicas)   
  •   Carcinoma Basocelular superficial
  •    Carcinoma Escamoso superficial o enfermedad de Bowen

 

Otras indicaciones no aprobadas pero con buenos resultados terapéuticos:

  •   Leishmaniasis cutánea
  •  Acne: Esta terapia actúa mediante la destrucción selectiva de la unidad sebácea responsable de la génesis y mantenimiento del acné.
  • Limfoma cutáneo: Varios estudios demuestran la resolución completa/parcial del las lesiones de Micosis fungoide en estadíos iniciales (I-II).
  • Acelera la curación de las heridas: Este tipo de luz estimula significativamente la formación de fibroblastos que son las células responsables de la cicatrización.
  • Rejuvenecimiento facial: La luz empleada se utiliza para corregir manchas, eliminar arrugas finas y tonificar la piel. Incrementa la circulación sanguínea local, estimula la producción de colágeno, acelera la cicatrización y estimula la actividad linfática.
  • Balanitis de Zoon
  • Onicomicosis

 

¿A qué se refiere el término Campo de Cancerización?

Es aquella zona cutánea que presenta un importante daño solar (o actínico) acumulado durante años y sobre el que podemos tener lesiones clínicamente objetivables como son las lesiones precancerígenas (Queratosis actínicas) o cáncer cutáneo ya establecido, pero en el que además existen otras lesiones subclínicas no visualizables que podrían degenerar a corto-medio plazo, por lo que la TFD sería una adecuada modalidad terapéutica y preventiva sobre éste área.

«La aplicación de ciclos regulares de TFD representa una buena opción de tratamiento para el campo de cancerización e incluso hay estudios que destacan un papel preventivo de la terapia».

 

¿En qué consiste el procedimiento?
  1. Raspado de la lesión eliminando las costras (en el caso de que las lesiones a tratar sean Queratosis Actínicas). En ocasiones se indica al/la paciente la aplicación de cremas exfoliantes o queratolíticas ( por ej vaselina salicílica) durante unos días o semanas previas al procedimiento para eliminar el máximo de costras y facilitar la penetración de la crema fotosensibilizante.
  2. Aplicación de la crema fotosensibilizante (en oclusión para Metvix® y no oclusiva para Ameluz ®) en la lesión durante 2h-2h 30´.
  3. Una vez pasado éste tiempo, se limpia el área con suero y se procede a la exposición de la zona a una luz roja (630 nm) durante 8-9 minutos.
  4. Suele requerirse un mínimo de 2 sesiones con un intervalo entre las mismas de entre 2-3 semanas para lograr la eficacia deseada.
  5. No es imprescindible que el/la paciente acuda acompañad@ el día de la realización de la técnica, a no ser que se trate de pacientes dependientes.

 

¿Cuáles son las complicaciones del tratamiento?
  •  Sensación de quemazón o dolor, durante la exposición a la luz. Es el efecto adverso más frecuente.                                                                                                           Estas molestias comienzan unos minutos tras el inicio de la aplicación de la luz y suelen desaparecer poco después de su finalización. Hay que decir que su aparición depende de la zona que se trata: el cuero cabelludo, la nariz o los pabellones auriculares son zonas en las que los pacientes refieren más dolor, pero no cabe duda de que existe una gran variabilidad individual.
    Tratamiento: Entre los métodos para aliviar este dolor están la aplicación de ventiladores o agua fría durante la iluminación, la interrupción regular de la misma,  la administración de algún analgésico oral y aplicar anestesia local de forma previa a la iluminación; la aplicación de EMLA está contraindicada porque podría interferir con el fotosensibilizante (Metvix® o Ameluz®).
  •  Enrojecimiento (o eritema) e hinchazón local: también son frecuentes y suelen durar entre 24-48 h tras el tratamiento. La aparición de ampollas, intensa necrosis o ulceración son excepcionales.
    Tratamiento: Hidratación o aplicación de un corticoide tópico de baja potencia.
  •  La fotosensibilidad cutánea local también existe, pero tan sólo en la zona de aplicación de la crema y dura 24-48 h, por lo que se recomienda a l@s pacientes llevar la zona tratada cubierta con un apósito durante ese tiempo.
  •  Hipo-hiperpigmentación cutáneas a medio-largo plazo. Para minimizar el riesgo, se recomienda utilizar fotoprotector solar a diario

 

BIBLIOGRAFÍA

  • Marilyn T Wan Jennifer Y Lin. Current evidence and applications of photodynamic therapy in dermatology. Clinical, Cosmetic and Investigational Dermatology 2014:7 145–163
  • Yolanda Gilaberte, Carlos Serra-Guillén, María Elena de las Heras, Ricardo Ruiz-Rodríguez, Manuel Fernández-Lorente, Cristiane Benvenuto-Andrade et al. Photodynamic therapy in dermatology. Actas Dermosifiliogr 2006 Mar;97(2):83-102
  • Morton C, Szeimies RM, Sidoroff A, Wennberg AM, Basset-Seguin N, Calzavara-Pinton P et al. European Dermatology Forum Guidelines on topical photodynamic therapy. Eur J Dermatol Jul-Aug 2015;25(4):296-311