Signos de alarma

by Verónica Ruiz

SIGNOS DE ALARMA DE CÁNCER DE PIEL ¿CUANDO DEBE USTED SOSPECHARLO?

Aunque la incidencia de cáncer de piel ha aumentado progresivamente a lo largo del último siglo, afortunadamente su detección se realiza cada vez de forma más temprana, mejorando así el pronóstico global de la enfermedad. Este hecho se ha visto favorecido, sin duda, por las campañas de prevención del cáncer cutáneo que se vienen realizando en multitud de países a lo largo de las últimas décadas.

 
Cuando debe consultar con su dermatólog@

1. Sospecha de cáncer cutáneo no melanoma:

    Usted debe sospechar la presencia de CCNM cuando se encuentre con los siguientes signos de alarma:

  • Sobreelevación o bulto de nueva aparición
  • Aparición de costra o descamación
  • Aparición de pequeña úlcera o erosión cutánea (con probable sangrado asociado)

Todos estos cambios aparecerán fundamentalmente en zonas de piel que están o han estado expuestas al sol (áreas fotoexpuestas) y no desaparecen en el                   transcurso de varios meses, incluso van aumentando progresivamente de tamaño.

Las herramientas de las que disponemos los/las dermatólog@s para diagnosticar el cáncer cutáneo no melanoma no han variado mucho en los últimos años.

Aunque desde hace algunos años disponemos de algunas tecnologías útiles como la dermatoscopia, que nos pueden ayudar en el diagnóstico de una determinada         lesión sospechosa de malignidad, la realización de una buena inspección clínica, y la toma de una biopsia confirmatoria si es necesario, sigue siendo fundamental         para el diagnóstico de este tipo de lesiones cutáneas.

“La inspección clínica es fundamental para la detección temprana y el manejo del cáncer de piel”

 

2. Sospecha de melanoma

A diferencia del CCNM, el diagnóstico y tratamiento del melanoma ha evolucionado de forma significativa en el último siglo.

En primer lugar, ha mejorado el reconocimiento de las características clínicas propias del melanoma en etapas tempranas por parte de los dermatólogos y la sensibilización por parte de los pacientes respecto a la consulta de lesiones sospechosas y realización de auto-revisiones cutáneas.

En segundo lugar, se han desarrollado una serie de tecnologías, como la dermatoscopia digital y la microscopia confocal entre otras, que han ayudado a mejorar la precisión en la detección precoz del melanoma, más allá de la simple inspección clínica. 

El pronóstico del melanoma es directamente proporcional al grosor del tumor, de ahí la importancia de su detección temprana para disminuir la incidencia de casos avanzados y la mortalidad por este tipo de tumor.

Qué ha de buscar

El sistema ABCDE es un conjunto de parámetros que pueden servir como guía útil, para pacientes y médicos, para ayudar a detectar algunas características atípicas que podrían ser sospechosas en una lesión de piel pigmentada y, de esta manera, permitiría diagnosticar un melanoma en etapas precoces.

Usted debería consultar con su dermatólog@ cuando observe los siguientes cambios:

  • A Asimetría (Asymmetry). Si trazamos una línea divisoria en el centro de la lesión, las 2 mitades no coincidirían.
  • B Irregularidad en los bordes (Border irregularity). Los bordes son irregulares y no están bien definidos.
  • C Variaciones de Color. Hay uno o más colores en la misma lesión. Los más frecuentes son negro, marrón y tostado. Menos frecuentes son rojo, blanco o azul.
  • D Diametro (Diameter). La mayoría de melanomas en etapas precoces miden > 6 mm.
  • E Evolución (Evolving). Las lesiones se están modificando, están cambiando de forma, color, tamaño, consistencia.

Además del sistema ABCDE, se han desarrollado otras escalas útiles y eficaces, como la de los 7 puntos de Glasgow, que fue también desarrollada para mejorar el reconocimiento temprano del melanoma pero está menos implantada en la práctica clínica.

Otros cambios en lunares (nevus) que pueden indicar malignidad y que, por lo tanto, l@s dermatólog@s recomendamos revisar son:

  • Aparición reciente de nuevos lunares
  • Crecimiento de un bulto o sobreelevación dentro de un nevus
  • Nevus cuya superficie se vuelve áspera o rugosa
  • Nevus que pican o sangran
  • Nevus que es diferente de otros a su alrededor.

En casos seleccionados, como por ejemplo la presencia de múltiples nevus, se recomienda realizar el seguimiento de los mismos mediante la técnica de Fotoregistro que permite hacer fotografías de las diferentes lesiones y detectar posibles cambios en las mismas de forma precoz. En Teknon, nuestro especialista y compañero de referencia en Melanoma y en el control de nevus mediante fotoregistro es el Dr. Dalmau.

BIBLIOGRAFÍA

  • Rogers HW, Weinstock MA, Feldman SR, et al. Incidence estimate of nonmelanoma skin cancer (keratinocyte carcinomas) in US population, 2012. JAMA Dermatol 2015;151(10):1081–6.
  • Tripp MK, Watson M, Balk SJ, et al. State of the science on prevention and screening to reduce melanoma incidence and mortality: the time is now. CA Cancer J Clin 2016. http://dx.doi.org/10.3322/caac. 21352.
  • Abbasi NR, Shaw HM, Rigel DS, et al. Early diagnosis of cutaneous melanoma: revisiting the ABCD criteria. JAMA 2004;292(22):2771–6.
  • Glazer AM, Winkelmann RR, Farberg AS, et al. Quantitative ABCD parameters measured by a multispectral digital skin lesion analysis device for evaluation of suspicious pigmented lesions strongly correlate with clinical ABCD observations. J Am Acad Dermatol 2017;76(6):AB212(Suppl 1).